Hernia Umbilical

¿Cómo reconocer si tengo una hernia umbilical?
Una hernia umbilical ocurre cuando una parte del intestino sobresale a través de la abertura umbilical, en los músculos abdominales. Las hernias umbilicales son frecuentes y, en general, son inofensivas. Son más frecuentes en lactantes, pero también pueden afectar a los adultos
¿Cuáles son los síntomas?
​Los síntomas de que la hernia umbilical está estrangulada son dolor intenso en el ombligo con varias horas de duración. El intestino puede dejar de funcionar y el abdomen puede estar muy hinchado. Síntomas como náuseas y vómitos también suelen estar presentes




En un lactante, una hernia umbilical puede ser más evidente cuando el recién nacido llora, lo que hace que el ombligo sobresalga. Este es un signo clásico de una hernia umbilical

¿Cómo se diagnostican?
​Una hernia umbilical se diagnostica durante una exploración física. Algunas veces, se utilizan estudios de diagnóstico por imágenes, como una ecografía abdominal o una tomografía computarizada para detectar las complicaciones
¿Cuál es el tratamiento?
​La mayoría de las hernias umbilicales en los bebés se cierran entre el primer y el segundo año de vida.
El médico hasta puede empujar la protuberancia hacia el interior del abdomen durante una exploración física. No obstante, no intentes hacerlo solo. Si bien algunas personas dicen que la hernia se puede corregir si se pega una moneda con cinta sobre la protuberancia, esto no es verdad; además, pueden acumularse gérmenes debajo de la cinta, lo que causa una infección.
​En el caso de los niños, la cirugía normalmente se reserva para los casos en que las hernias umbilicales tienen las siguientes características:
- Son dolorosas
- Tienen más de 1,5 cm de diámetro (un poco más de 1/2 pulgada [1 cm])
- Son grandes y no reducen su tamaño durante los primeros dos años de vida
- No desaparecen hacia los 4 años
- Quedan atrapadas u obstruyen los intestinos
En el caso de los adultos, la cirugía normalmente se recomienda para evitar posibles complicaciones en particular, si la hernia umbilical aumenta de tamaño o causa dolor.
Durante la cirugía, se hace una pequeña incisión en la base del ombligo. El tejido afectado por la hernia se regresa a la cavidad abdominal, y la abertura en la pared abdominal se cierra con puntos.
En el caso de los adultos, los cirujanos suelen usar una malla para fortalecer la pared abdominal


En Línea