Hernia Inguinal

¿Cómo puedo saber si tengo una hernia?

La hernia inguinal es una protuberancia en la ingle. Se produce cuando la pared abdominal anterior se rompe en algún punto y los órganos de esta zona, como el intestino delgado, sobresalen por el hueco del canal inguinal en forma de saco.


¿Por qué aparecen las hernias?

​Cuando hay zonas débiles de la pared abdominal, un aumento de presión en el abdomen puede ser la causa de que se forme un agujero en los puntos débiles del tejido y parte de los órganos abdominales avancen por el canal inguinal.  Es entonces cuando se forma una hernia inguinal.

Existen varios motivos por los que puede aumentar la presión en el abdomen y, por lo tanto, pueden ser el desencadenante del desarrollo de la hernia:

- Tos

- Vómitos

- Carga de objetos pesados

- Estreñimiento

- Embarazo

- Sobrepeso

- En casos excepcionales, tumores en el ano

¿Una hernia se puede complicar?

​Las hernias pueden no producir síntomas molestos, pero cuando aparecen las molestias pueden indicar la existencia de alguna complicación.

La complicación más frecuente y de la que hemos oído hablar casi todos es la estrangulación. Una hernia se estrangula cuando se engancha o se atasca en el ojal por el que sale y el contenido que tiene en su interior (intestino, grasa del abdomen etc) sufre por una falta de aporte de sangre que se traduce en una posible perforación, peritonitis.

¿Cuál es el tratamiento de las hernias?

Una vez sabemos que tenemos una hernia la mejor opción de tratamiento es la reparación quirúrgica, así se evita el riesgo de complicaciones como la estrangulación que pueden obligar a una cirugía de emergencia que siempre tiene más riesgo que una cirugía programada.